Thích Quảng Đức

Escribir sobre este hombre no es precisamente sencillo, ya que su nombre y sus acciones tienen una larga historia detrás, historia que trataremos hoy.

¿Quién fue Thích Quảng Đức? fue un monje budista mahāyāna vietnamita que se quemó hasta morir en una calle muy transitada de Saigón el 11 de junio de 1963. Esto es lo que más se conoce de el.

Seguramente lo primero que se te venga a la cabeza es ¿Por qué lo hizo? Thích Quảng Đức lo hizo en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas por parte del gobierno de Ngô Đình Diệm. Después de su funeral, en el que sus restos fueron finalmente reducidos a cenizas, el corazón de Quang Duc no se quemó; fue recuperado y atesorado como una reliquia. Este hecho fue tomado como un símbolo de su compasión y llevó a los budistas vietnamitas a honrarlo como bodhisattva.

Lo interesante después de esta acción de este señor, es que el gobierno anunció reformas con la intención de apaciguar a los budistas. Sin embargo, estas medidas no fueron implementadas del todo, generando un deterioro en la disputa, pero si logro bastante presión internacional frente al gobierno de ese entonces o el gobierno de Diệm.

Las protestas continuaron y el gobierno seguía atacando a los budistas, en ese momento es cuando varios monjes siguieron el ejemplo de Thích Quảng Đức y se quemaron hasta la muerte. Finalmente, un golpe de estado derrocó y asesinó a Diệm en noviembre. La inmolación fue vista como un momento crucial dentro de la crisis vietnamita, la cual conllevó a un cambio en el régimen.

La reiterada práctica de este sacrificio por parte de los monjes budistas (también llamados bonzos) conllevó a que el acto fuese conocido como «quemarse a lo bonzo» o «suicidarse a lo bonzo».

Es suprema mente importante ver cómo este hombre se sacrifico por su comunidad religiosa y en contra de las acciones del gobierno en ese entonces, no sé puede dudar que fue un valiente hombre.

Es interesante como los hechos quedaron documentados y lo describen de la siguiente forma: El hecho ocurrió en la intersección de las calles Phan Dinh Phung y Le Van Duyet. Thích Quảng Đức bajó del automóvil junto a otros dos monjes. Uno de los acompañantes puso una almohada en la calle mientras el otro abría el maletero del automóvil y sacaba un bidón de gasolina. A medida que la multitud se reunía alrededor del lugar, Thích Quảng Đức se sentó en la almohada adoptando la posición del loto. Después que vaciaron el contenido del bidón sobre su cabeza, Thích Quảng Đức recitó las palabras «Nam Mô A Di Đà Phật» («homenaje a Buda Amitābha»), prendió posteriormente un fósforo y se lo arrojó al cuerpo. El fuego consumió su ropa y carne, mientras el humo emanaba de su cuerpo en llamas.

Las últimas palabras de Thích Quảng Đức quedaron registradas en una carta que escribió antes de suicidarse:

<<Antes de cerrar los ojos y dirigirme hacia la figura de Buda, suplico respetuosamente al presidente Ngô Đình Diệm que tenga compasión de los habitantes de la nación y que desarrolle una igualdad religiosa que mantenga la fuerza de la patria para siempre. Llamo a los venerables, reverendos, miembros de la sangha y predicadores budistas para que se organicen y hagan sacrificios con el objetivo de proteger el budismo>>.

 

El periodista David Halberstam que presencio el momento, escribió:

<<Iba a ver la escena de nuevo, pero una vez fue suficiente. Las llamas venían de un ser humano; su cuerpo se marchitaba y secaba lentamente, su cabeza se ennegrecía y carbonizaba. Sentía en el aire el olor de la carne humana quemándose; los seres humanos se queman sorprendente mente rápido. Detrás de mí pude escuchar los sollozos de los vietnamitas que se reunían alrededor. Estaba demasiado horrorizado para llorar, demasiado confundido para tomar notas o hacer preguntas, demasiado desconcertado incluso para pensar… Mientras se quemaba no movió ni un músculo, no pronunció ni un sonido, su compostura contrastaba con los lamentos de las personas a su alrededor>>.

Es increíble como se describen los hechos y cada detalle hace pensar una infinidad de cosas. La primera vez que leí sobre este hombre simplemente me quede sin palabras y sin nada que expresar… aquel hombre se había suicidado por una buena causa y además en la documentación que queda y que se puede encontrar en Internet, se muestra como no expresa ningún dolor, aun cuando el fuego lo esta consumiendo.

Obviamente su acto no fue en vano, tuvo una gran impacto político y mediático.

Es increíble como después de lo que este hombre hizo, sirvió de inspiración para muchas personas en desacuerdo con algo, hasta hoy día se sigue viendo (2018). A continuación los suceso después de este hombre:

  • 11 de junio de 1963, Thích Quảng Đức, se quemó hasta morir en una calle muy transitada de Saigón en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas por parte del gobierno vietnamita de Ngô Đình Diệm.
  • 2 de noviembre de 1965, Norman Morrison se prendió fuego frente al Pentágono como protesta por las matanzas de la guerra de Vietnam.
  • 16 de enero de 1969, Jan Palach se prendió fuego en la plaza de San Wenceslao, Praga, como protesta por la invasión de Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia, que puso fin a la Primavera de Praga. “Pallach es recordado hoy en su país y toda Europa como un héroe de la lucha contra el totalitarismo soviético, y cuenta en Praga con una plaza a su nombre y varios monumentos conmemorativos”.
  • Septiembre de 1970, el que luego sería senador vasco Joseba Elósegui, se prendió fuego a sí mismo durante la inauguración de los Campeonatos mundiales de pelota que presidía el dictador Francisco Franco en el Frontón de Anoeta (San Sebastián, Guipúzcoa, España).
  • 11 de noviembre de 1983, Sebastián Acevedo Becerra, un obrero chileno, de la ciudad minera de Coronel, se quemó a lo bonzo en los escalones de la catedral de Concepción, Chile para protestar por la desaparición de sus hijos a manos de la CNI.
  • 10 de enero de 1984, el joven panameño Rolando Alberto Pérez Palomino se prendió fuego frente a la Embajada de Estados Unidos en Panamá, a la cual señaló en su carta testamento como “una de las representaciones del crimen y del hambre de millones de seres humanos”.

 

Cuidado que esos no fueron los únicos hechos inspirados en aquel hombre, obviamente cada caso fue por una razón diferente, pero todos llegan a la misma conclusión: Descontento. En el siguiente enlace conseguirán el registro de todas las personas y su razón de por qué se <<quemaron a lo bonzo>>, Aquí.

Les mencione lineas más arriba que la primera vez que vi la documentación me quede sin palabras, aquí la documentación:

Fuerte vídeo donde se muestran los hechos

(enlace directo).

PD: no me extrañaría que el vídeo lo borraran a futuro por su fuerte contenido, pero igual quedarán un montón por ahí.

1024px-Thích_Quảng_Đức_self-immolation

La foto de Malcolm Browne; imagen sacada de aquí.

 

Fuentes: Aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s